Aromaterapia
   

La aromaterapia se basa en el uso de aceites y esencias naturales para estimular así el cerebro a través del sistema olfativo, produciendo diversos efectos en el organismo.

El aroma, siendo el adecuado, armoniza tanto a nivel físico como psicológico, proporcionando tranquilidad y bienestar. También, mediante el olor, se evocan recuerdos, emociones y sentimientos.

Aparte de los beneficios a nivel psicológico y emocional, la aromaterapia puede ser utilizada para tratar distintas dolencias a nivel físico, pues es todo natural y podemos usar las propiedades naturales de las plantas (como por ejemplo analgésicas, antibióticas, antisépticas, astringentes, sedantes, expectorantes y diuréticas).

Aunque los aceites esenciales son naturales, antes de utilizarlos en nuestra rata debemos tomar ciertas precauciones, ya que éstas tienen por costumbre lamerse cualquier sustancia extraña que les apliquemos en la piel. Por lo tanto, debemos utilizarlos debidamente diluidos e impedir que se chupe la piel o el pelo inmediatamente después de su uso. Es muy importante que el aceite esencial haya sido creado con alcohol etílico (etanol, que es apto para consumo o aplicación tópica) y no con otro tipo de alcohol (resultaría tóxico).

   
 
   
Hay varias formas de utilizar la aromaterapia:
- La inhalación: es el método más básico. Para no agobiar a nuestra ratita con el olor directo, podemos dejar varias gotitas del aroma en el espacio donde vamos a estar con ella, por ejemplo mientras le damos un masaje. Otra manera muy eficiente es poner el aceite en un quemador, pues proporciona un olor duradero que impregnará el ambiente

- El masaje: Obviamente no utilizaremos tan a menudo como otra técnica, pues si nuestra ratita tiene pelo se lo ensuciaremos y necesitará un baño. Pero sí podemos, por ejemplo, aprovechar el baño y mezclar un poco del aroma con el shampoo a utilizar y masajear así a nuestra ratita mientras la bañamos, de modo que haremos un baño aromático.

- Cataplasmas: Se utilizarían más a nivel curativo, por ejemplo para afecciones de la piel o problemas musculares, bien preparándolo en compresas (cuidado con algunas plantas, que pueden escocer al aplicarlo y no le resultaría agradable a la rata) o mezclándolo con una crema.
 
Como con la música, debemos dejar un poco a parte nuestros gustos en cuanto a aromas y utilizar el aroma adecuado para el efecto que deseamos obtener.
 
página siguiente