Gusanos redondos (O Lombrices intestinales)

Se les llama lombriz intestinal por su semejanza con la lombriz terrestre. Los gusanos redondos son el parásito intestinal más común. Los animales infestados con lombrices intestinales pasan la infección a otros animales cuando los huevos del gusano se transforman en formas larvarias y están presentes en las heces del animal (material fecal). El medio de transmisión es directo: puede infestarse comiendo tierra contaminada, lamiéndose el pelaje o las patas contaminadas, o bebiendo agua contaminada. Se fijan en la mucosa del intestino y se alimentan del huésped, provocándole una inflamación intestinal que origina diarrea crónica y una inadecuada absorción de los nutrientes de los alimentos, lo que provoca un progresivo debilitamiento y adelgazamiento del animal afectado. Algunas especies se alimentan de sangre, por lo que también causan anemia. Un síntoma externo, es la hinchazón en el vientre de la rata, aparece abultado y con un tacto duro. Mucho cuidado con los bebés! El hecho de que tengan parásitos puede influir notablemente en su crecimiento, es muy peligroso y, en algunos casos, incluso mortal.
Cuidado también con nosotros, pues pueden transmitirse al ser humano, además, cuando las personas no reciben el tratamiento adecuado, las lombrices intestinales pueden causar problemas muy serios de salud

Gusanos planos o tenias:


Las tenias (o cestodos) son parásitos del intestino delgado que pueden alcanzar hasta los 60 cm de longitud y que suelen ser causa de afecciones intestinales. Viven en el intestino del huésped, alimentándose de este, adhiriéndose, gracias a los ganchos de su cabeza, al mismo. Su cuerpo es plano y está formado por una serie de anillos que producen huevos. Dentro de las tenias hay varias clases, la más común es la llamada “solitaria”, pero también está la de las vacas, la del pescado y la de los perros. Se transmite a través de la ingestión de los huevos, por contacto directo.
una infestación se diagnostica cuando un grupo de huevecillos se observan en la región perianal, en la base de la cola o en el excremento del animal, semejan granos de arroz aplanados.

Gusanos con ganchos (HOOKWORMS):

La rata puede infectarse cuando las larvas penetran su piel o su mucosa bucal, fijándose a las paredes del intestino, donde producen lesiones y succionan su sangre.
Si no se realiza un tratamiento adecuado, esta infestación puede derivar en pérdida de sangre, debilidad, desnutrición, que puede poner en riesgo la vida de la rata; recordamos que los parásitos suelen ir siempre a los mas débiles. También se contagian a los humanos

Gusanos con forma de látigo enrollado (WHIPWORM)


No varían mucho de los anteriores en la forma de contagio, aunque son un poco menos dañinos y no suelen causar problemas de salud, aunque una infección muy severa puede derivar en diarrea, pérdida de peso, y pérdida de sangre.
Raramente infestan a los humanos.

- Coccidios

Son parásitos obligados intracelulares, lo que significan que deben vivir y reproducirse dentro de las células. Causan la coccidiosis, que es una enfermedad intestinal que se transmite por el contacto con heces o animales infectados.
El principal síntoma es la diarrea, aunque en seres mas débiles puede producir severas consecuencias, incluyendo la muerte. También se caracteriza por producir deshidratación.
Una de las enfermedades mas conocidas que causan es la toxoplasmosis.
Es raro que afecten a las ratas, aunque si a los humanos, especialmente a las mujeres.

- Giardia

Es un parásito unicelular que parasita al animal, produciendo lesiones en la parte interna intestinal y reducirá la absorción de nutrientes de los alimentos.

Es muy contagioso entre los animales, y es necesaria una muy buena higiene, pues proliferan mas en ambientes insalubres.
Página siguiente