La limpieza de la jaula  
   
La limpieza de la jaula debe hacerse de forma regular, así contribuiremos a que nuestra ratita esté limpia y a que la jaula no tenga olor.

Diariamente, se pueden ir recogiendo las caquitas y desperdicios que ellas van dejando, limpiando los pisos con una bayeta o toallita húmeda. También barreremos los alrededores de la jaula, por si han tirado algo fuera. Esto no lo hacen por “fastidiar”, es su forma de limpiar su casa.

La limpieza general se hará según el juicio personal, cada uno sabe cuantas ratas tiene y como son, por lo que a unos se le ensuciará más y a otros menos :-)

Dependiendo del material del que esté hecha la jaula y del espacio que tengamos la limpieza variará:

- En jaulas de madera:
Se raspará la suciedad y después se limpiará con una bayeta o toallita húmeda, secando bien a continuación para que no quede húmeda la madera.

- En jaulas de metal, plástico, etc..: Lo bueno de estas jaulas es que se puede mojar sin problema y suelen ser más fáciles de limpiar. Si disponemos de un patio o jardín, podemos lavarla con una manguera a presión. Si no, bien podemos hacer como con las jaulas de madera o meterla en la bañera o ducha.

• Es muy importante que la jaula esté bien seca antes de meter a las ratas dentro.

* Si nos vemos en la necesidad de usar algún tipo de producto de limpieza, buscaremos algo lo más natural posible y/o que no sea nocivo para el medio ambiente, los animales y los niños.