La salud de la rata doméstica  
   
Esta sección se ira completando poco a poco, ya que hay mucha cosa que decir, y queremos poner los textos de tal manera a que todo el mundo pueda comprenderlos.
Igual que con el apartado de genética (que como podeis ver, es inmenso), que hemos hecho cuidadosamente.
Llevara su tiempo ya que pide bastante reflexión. Mientras, os dejamos un corto texto resumiendo lo más importante.
   

Cuidado diario

La rata requiere salidas diarias fuera de su jaula durante varias horas. Cuidado con los "peligros": cables eléctricos, los agujeros en las paredes, portazos (corrientes de aire), otros animales, etc. Todos los días se le debe dar su comida y darles agua fresca. Con regularidad se le debe hacer una limpieza en su jaula y cambiar su lecho. Las croquetas de rata pueden ser más adecuadas si no le dais hecho un buen tipo de mezcla. Si no esta bien alimentada, puede desarrollar deficiencias nutricionales.

Educación

La rata es un animal que aprende rápidamente. Se le puede enseñar a quedar en el hombro, viniendo cuando escucha un sonido particular, o que salte por encima de los obstáculos. Muchas veces, también entiende muy bien el concepto de "esquinero", es un animal muy limpio. Una rata bien acostumbrada no muerde, a menos que tenga una enfermedad o para proteger(se).

Salud

La rata es frágil, pero en general no se esterilizan o vacunan.

Las ratas calvas necesitan un cuidado un poco especial, porque no tienen pelo para protegerse, no tienen pestañas para proteger los ojos. Sin embargo tienen la piel mucho más gruesa que la de una rata normal.
Necesitan un lecho que no de alergias (ver en la sección sobre el alojamiento), no suelte mucho polvo, etc. como por ejemplo, el cañamo, el lino, cascara de arroz, la pulpa de manzana seca, etc.

La porfirina

La porfirina es una sustancia rojiza natural que secretan. Su apariencia puede parecer sangre. Un poco de porfirina en la nariz, ojos, etc. pero no en grandes cantidades. En general, es visible cuando se despiertan, antes de que las ratas se hayan limpiado. La porfirina es un buen indicador de la salud, el si hay demasiada es que hay un problema (stress, enfermedad, etc.).

Afecciones respiratorias

Las ratas son muy propensas a las enfermedades respiratorias, son una causa importante de mortalidad. A los primeros sintomas se recomienda que se consulte con un veterinario: respiración "silbante", amorfa, heridas, demasiada porfirina, etc. Hay que evitar corrientes de aire, ventiladores, exposición al sol, calefacción, frío, gérmenes, etc. en el lugar donde este la jaula.
Pueden tener una micoplasmosis (infección por el Mycoplasma Pulmonis). Contrariamente a las ideas percibidas, no es una bacteria, ni un virus, pero un micoplasma. La ausencia de paredes bacterianas le hace acercarse más a la apariencia de un champiñon ("mycos" = champiñon) unicelular que a una bacteria. Es algo presente en prácticamente todas las ratas, pero "dormido".
El micoplasma vive en las paredes nasales y los pulmones de las ratas. Pero mientras que la rata este en buena salud, este está inactivo. En este estado, puede provocar como mucho, irritaciones de las mucosas, algunos estornudos, pero sin más.
En caso de estres, o enfermedad, se desarolla de forma anormal y activa varias afecciones respiratorias. Una de las peores es la pulmonía, que frecuentemente se termina por un edema pulmonar y la muerte de la rata por asfixia.
El micoplasma se transmite por el contacto, la saliva y el aire, de ahí que casi todas las ratas lo tienen.
No es que sean una cosa peyorativa o peligrosa, mientras este dormido. Pero un tratamiento solo se puede justifcar si la respiración es mala (problemas en el sinus y/o los pulmones), si la rata está letargica, o si para de alimentarse y beber.
La primera etapa de la enfermedad, es el sinus congestionado. Después baja hacia los pulmones (cuando tienen una respiración silbante, que los pumones rascan). Un sintoma segundario es que les sale mucha porfirina (ese liquido rojo que parece sangre) a nivel de los ojos y de la nariz. Cuidado que la secreción excesiva de porfirina está relacionada con el estres, no a la enfermedad ella misma! Así que no hay que tratar a todas las ratas que tienen porfirina!
Una rata letargica, encrespada, que está todo el día en una esquina como una pelota, tiene que ser llevada al veterinario inmediatamente, porque seguramente está enferma.

Tumores

Las hembras son más propensas a los tumores de mama cuando envejecen. La dieta influye en el desarrollo de tumores. La velocidad de la evolución de un tumor es muy incierto: algunos llegan en pocos días al tamaño de una pelota de ping-pong, otros se quedan del tamaño de un guisante durante varios meses. Un tumor puede curarse, pero otros tumores tienden a regresar.

Piometrías

La piometría es una enfermedad que sólo toca a las hembras no esterilizadas, ya que es una infección del útero. Puede declararse a cualquier edad, pero las que más pueden padecer de ello son las más viejas.
Generalmente, puede producirse después del celo, durante el periodo dicho "metoestrus". En ese momento la tasa de progesterona es elevada. Esta hormona estimula la proleferación de las glandulas del útero y su secreción. Es un ambiente que favorece las infecciones. La piometría surge entonces de un desreglo hormonal. Esto pasa en la mayoría de los casos.
Es favorecido por la utilización de progestativos (substancias que se usan para prevenir el celo, o interrumpirlo). La interrupción del celo y el aborto también son causas.
Existen dos tipos de piometrías. La piometría del cuello abierto, el cuello del útero está abierto, también se le llama metritis. En este caso, se puede ver un flujo vaginal, más o menos abundante. En realidad es pus, producido en el útero. El flujo puede ser espeso o líquido, y de color variable, a veces incluso puede tener algo de sangre. En el otro tipo, la piometría de cuello cerrado, no se ve flujo. El pus se acumula en el útero. Si la cantidad de pus es importante, se puede ver una distensión abdominal.
La enfermedad no es siempre envidente, sobre todo si el cuello está cerrado. Sin embargo, varios sintomas aparecen, la rata está apática, tiene fiebre, no quiere comer (o casi nada), etc. Puede tener diarreas, vomitos no, porque las ratas no pueden anatómicamente vomitar. Muchas veces se limpia la vulva, la que parece estar como hinchada y roja. Problemas digestivos pueden resultar de esa intensiva "limpieza", ya que traga muchas bacterias. La infección, terminará tocando a los riñones. La rata empezará a beber y mear mucho más. Si no se hace nada, la insuficiencia renal podrá ser el origen de su muerte. La infección puede también expandirse a otros organos. Una ruptura del útero puede producirse y ser el origen de una peritonitis. Si los germenes pasan a la sangre la septicemia se declara.
Hay que tomar esta enfermedad con seriedad, porque muchas veces es mortal si no hay los cuidados necesarios. El diagnostico se apoya en los sintomas y la palpación del abdomen. Una radiografía abdominal podrá revelar una masa homógenea en la parte inferior del abdomen, pero el examen más preciso es una ecografía que permite ver la acumulación de liquido en el útero.
La intervención quirurgica es el mejor tratamiento. Consiste en quitar los ovarios y el útero. El tratamiento medico, la mayoría de las veces, no sirve de mucho. Se trata de medicamentos que estimulan
el vaciado del útero, y antibioticos. Pero los resultados son bastante malos. Además, cuando son eficaces, casi siempre hay reincidencias en el siguiente celo. Para aumentar la oportunidad de sobrevivir de la rata, es importante operarla en cuanto antes, porque su estado general se degradará de más en más. Tiene que pasar por una anestesia, y esta es mucho más arriesgada si la rata tiene un ataque de choc o una insuficiencia renal.

 
Página siguiente