Antes, durante y después del parto
 
El embarazo
Como hemos visto en la página anterior, algunas ratas van cogiendo peso progresivamente, otras cogen peso en la última semana.
   
En esta foto podemos ver a Kas. Es una rata que cogió peso en la última semana.   En esta foto podemos ver a DarkneSs. También es una rata que cogió peso en la última semana.
 
En esta foto podemos ver a Baeka. Es una rata que fue cogiendo peso progresivamente.   En esta foto podemos ver a Crisilh. También es una rata que fue cogiendo peso progresivamente..
 
Antes del parto
Algunas ratas se ponen nerviosas antes del parto y empiezan a hacer un nido. Pero otras no paran de dar vueltas, acostándose regularmente. Al término del embarazo, la rata está cansada y si su barriga es enorme, se tumba panza arriba.
 
El parto
Cuando los bebés están a punto de llegar, la mamá se encorba fuertemente, un poco como cuando se estiran al despertarse. Mancha el nido con sangre. Cuando hay sangre es que los bebés seguirán en poco (pueden tardar un rato). El parto puede durar varias horas, entre media hora y 4 horas.
Si al cabo de 12 horas los bebés todavía no están ahí o que la rata sangra mucho, hay que ir urgentemente al veterinario, que posiblemente aún pueda salvar a la madre y a veces (raras) algunos bebés!
Los bebés pueden estar un poco esparcidos alrededor del nido, mientras que la mamá aún está pariendo. En cuanto el parto termine, o que ella tenga un poco de reposo entre bebé y bebé, ya los irá recogiendo.
 
Los bebés de Curly, en enero, recién nacidos. ColdnesS dando de comer a sus peques, en febrero.
 
Después del parto
Cuanto el parto termina, hay que dejar a la familia tranquila! La mami les va a dar de mamar, limpiarlos y dormir con ellos. No hay que tener miedo si los pisa y que chillan, es normal!
Si la rata sale del nido, hay que proponerle de salir de la jaula, sin forzarla, y mientras se puede aprovechar para contar a los peques, y eventualmente sacar a los que están muertos, si ella no se los ha comido. Es muy frecuente que haya bebés muertos, y es normal que la madre se los coma, esto es para que un depredador no pueda olerlos y acercarse al nido.
También es muy normal que haya sangre. La mamá lo limpiará más tarde, hay que dejarle que lo haga ella misma. En cuanto salga del nido para ir a comer ahí se podrá cogerla y verificar que ya no sangra.
No hay que molestar a la madre, ni a los pequeños, mientras les está dando de mamar! por muy sociable que sea la rata, puede morder en esos momentos, hay que respetarlos!
Personalmente, solemos dejar a la familia tranquila unas 24h, a menos que la mami pida salir de la jaula. No hay que ser muy impacientes y querer tocar a los bebés, ya habrá tiempo de hacerlo más tarde ^_^
 
Problemas frecuentes
Durante el embarazo:
Puede suceder que la rata tenga algunas pérdidas blancas, o una o dos gotitas de sangre, sobre todo sobre el final.
Lo que no es normal es que la mami pierda sangre a menudo, o mucho (a parte del parto). Tampoco es normal que la rata tenga pérdidas blancas/amarillas que huelen mal! Así que hay que ir urgentemente al veterinario!
 
Durante el parto :
Si al cabo de los 24 días, los bebés todavía no han nacido, o que la rata sangra sin que los bebés aparezcan (hay que contar unas 4 horas desde que empieza a sangrar), o que sangra mucho, hay que ir rápidamente al veterinario, su vida corre peligro!
Si hay que llevar a cabo una tal urgencia, hay que poner a la mami en un sitio seguro, cómodo y calentito durante el camino, y sobre todo pensar en hidratarla.
Si la rata sangra mucho, irá directamente a quirófano. Si está bien, pero que no ha parido, el veterinario va a hacerle una ecografía/radio para verificar que está embarazada, ver si los bebés están vivos/muertos, desde cuanto tiempo, si hay bebés y no una infección, etc.
Si hay embarazo, va primeramente a inyectarle unas hormonas (ocytocnina) que inician las contracciones. Si con eso la rata todavía no pare, va a tener que operarla, hacerle una cesárea. En este caso, es la vida de la rata que importa, hay muy pocas probabilidades de recuperar a los bebés vivos... que la mayoría de las veces son pequeños que ya están muertos... Sin embargo, sin hacerse muchas ilusiones, hay que mirar si hay alguna rata amamantante con bebés recien nacidos, porque la gran mayoría de las veces la madre no se puede ocupar de los pequeños después de la operación.
 
Abortos
Los casos de los abortos son un poco particulares. Pueden suceder por varias causas, pero todas son por problemas genéticos.
- El caso de los genes letales in útero, el bebé no se llega a formar, se queda un feto y en el momento del parto sale tal cual.
- Si la rata no es lo suficientemente fuerte, tendrá abortos.
- Genes letales por malformaciones genéticas. Por ejemplo, ratas que son de cría intesiva (para serpientes), pueden portar un gen de malformación pero no padecer de ello. Cuando se cruzan dos de esos genes, se ve la malformación en los bebés, y muchos de ellos son letales.
 
   
 
       
         
Reabsorción de los bebés
Los casos de los reabsorciones son poco frecuentes. Suceden por problemas psicológicos de la rata. Por ejemplo, una rata estresada, que ha pasado mal un viaje, ha sufrido algun trauma, sienten que hay algún peligro para los pequeños, etc.
Las ratas tienen que estar relajadas en el momento del parto, sino podrían reabsorber a sus bebés, es decir, que los bebés mueren en el útero, se solidifican, y el organismo de la mami los reabsorbe (un poco como si fueran "objetos" extraños en el interior de su cuerpo).
Es una cosa muy peligrosa para la rata embarazada, hay que acudir a un veterinario cuanto antes posible. El decidirá lo que hay que hacer, si intervenir o tratar a la mami.
 
Los problemas son frecuentes
Si, sinceramente los problemas son frecuentes... Más o menos 2 embarazos sobre 10 (por experiencia propia, de criadores amigos y de informaciones encontradas en foros extranjeros) tiene complicaciones.
Es importante tener todas las cartas en nuestras manos, escogiendo bien a los progenitores, ratas fuertes, con buenas edades (la mayoría de los problemas son porque la gente cría con ratas muy jóvenes o muy viejas), y última razón, porque ya es bastante frecuente sin tener que añadir más riesgos.
 
 
Página siguiente