La pareja ideal
 
Para tener bebés, es como para nosotros, se necesitan ambos sexos. Pero para darles un buen inicio en la vida, es muy importante la elección de los padres.
 
Tener ambos padres en casa?
En caso de solo tener ratas de un mismo sexo en casa, es preferible encontrar alguien que quiera compartir la aventura. Porque habrá que separalos en el momento del parto (mejor incluso una semana o semana y media antes), para evitar camadas a repetición. Dos jaulas, o una castración para el macho (dinero para la intervención y riesgos clínicos). Ademá,s la mayoría de las veces, la gente quiere quedarse con un bebé, o tiene la obligación de quedarse más de uno porque no se le encontraron adoptantes.
 
Qué padres elegir?
Antes de nada: dos ratas en perfecta salud y condiciones físicas, y que corresponden a los criterios de edad!
El carácter de los padres es muy importante por dos razones: el carácter de las ratas es en parte genético, y una madre va a transmitir su comportamiento a sus bebés, que van a imitarla. Una rata nerviosa, miedosa, agresiva, territorial, etc. tiene que ser descartada para la reproducción!
Para lo que es de la salud, sólo una madre en plena forma podrá asumir un embarazo y proporcionar unos cuidados correctos a una camada. Es mejor también que los pequeños tengan la mayor resistencia posible a las enfermedades. Dos padres poco sensibles darán esa solidez a los bebés. La salud del padre, mismo si solo "pasa por ahí" es muy importante! Ya sólo para evitar transmitirle algo a la madre... y segundo, que el padre también transmite sus genes...
La madre: tiene que tener entre 5 y 10 meses, una buena estatura y un peso mínimo de 250 gramos. Su barriga y sus lomos están anchitos (no gordos) y su pelo brillante, suave y en buen estado. Se lleva bien con otras ratas y confía en los humanos.
El padre: tiene que haber superado la adolescencia, para tener buenas garantías de su carácter. Vive con otras ratas sin problemas y es simpático con los humanos. Mismo si no es "descalificante", es mejor coger un padre que tenga buena estatura (mejor como mínimo 300 gramos. Ideal 500 gramos, o más) para que la transmita a sus descendientes.
Para ir más lejos en la selección: Cuando hay un poco de conocimiento en los antepasados de los reproductores, se puede mejorar la selección de los padres. Se eligen los de la mejor línea de sangre (más años de vida, mejor carácter, etc). Si hay "puntos negros" en ella, pero que no son descalificantes se pueden compensar con el otro lado (por ejemplo, alguno de los antepasados de la madre era un poco nervioso, se compensa con los antepasados del padre, que fueron muy pasotas y confiados).
El tema de la selección y la creación de una nueva línea de sangre, se aborda en nuestro apartado de "bases de la genética" en el menú "Acerca de..."
 
Obtener una variedad de rata en concreto (color, marcaje, etc)
Para obtener un tipo de rata en concreto, el problema se complica. La genética es muy compleja en las ratas. No es fácil hacer estadísticas cuando no se conocen los antepasados de los padres en varias generaciones! Y aún así, no se consigue siempre... Eso significa que además de encontrar padres con buena salud y buen carácter, también hay que encontrarlos de un tipo en concreto y conocer sus padres! Hay que pensar en informarse sobre los antepasados de vuestras ratas, para así poder tener una idea de los genes que portan.
Por fin, constataréis que muchas veces, los genes especiales saltan una generación. Así dos topacios pueden dar muchos agoutis, cuando dos agoutis pueden dar siameses! Una razón de más para hacer una selección rigurosa sobre la salud de los padres, en vez de los genes.
 
Para saber más sobre los genes, la genética, y así poder elegir correctamente los padres, está nuestra sección de "genética de las ratas" en el menú "Acerca de..."
 
Página siguiente