Dimorfismo sexual
 
Dimorfismo sexual en bebés
 
En esta página os vamos a enseñar como diferenciar las hembras de los machos, en función de su desarrollo.
 
   

Primer día

Los bebés son muy pequeños, pero aún así se les ve perfectamente cuales son machos y cuales son hembras.

Los machos tienen un pequeño espacio entre el ano y el pene.
Y, el primer día, se les puede ver unos bultitos muy pequeños a cada lado del ano. Sons los testículos.

La uretra de las hembras, el primer día, abulta tanto que el pene de los machos.
   

Tres días

El dimorfismo sexual se hace un poco menos visible durante la primera semana, ya que los bebés van "engordando" y las hembras pueden tener "lorcitas".

Aún así sigue siendo bastante evidente, ya que la hembra prácticamente no tiene espacio entre la vagina y el ano.
Sin embargo el macho sigue teniendo esos "bultitos" a cada lado del ano.

El pene de los machos empieza a abultar más que la uretra de las hembras.
   

Seis días

A partir de este momento es posible equivocarse, si no se tiene costumbre, hasta que los testículos de los machos ya desciendan.

El macho tiene un espacio muy claro entre el ano y el pene. No tiene agujero entre dos. Pero ya no se le notan los testículos.

La hembra tiene muy poco espacio entre el ano y la vagina. A mayores tiene la uretra visible, que se podría confundir con un pene, aunque esta sea más pequeña.

En estos días se diferencian también porque las hembras ya tienen la vagina bien visible y los machos no la tienen, obviamente.
En resumen, las hembras tienen "dos agujerito", los machos sólo tienen un espacio entre el agujero y el pene.

A mayores, las hembras tienen mamas, los machos no las tienen.
   

Quince días

A partir de este momento se empezará a ver cada vez más la diferencia entre ambos sexos.

A este punto las hembras todavía tienen la vagina poco aparente, aunque se les vea si uno se fija. El espacio entre el ano y la vagina es muy pequeño. Y el espacio entre la uretra y el ano es menor que el que tiene el macho.

El macho tiene, sin embargo, un espacio ya bastante grande entre el ano y el pene.
   

A partir de cuatro semanas

A partir de las 4 semanas los testículos de los machos ya empiezan a bajar y a verseles claramente. Hasta llegar a los 4 meses, aproximadamente, que dejan de crecer. Los primeros meses son rositas y casi no tienen pelo. Pero a partir de los 3-4 meses, ya "se los visten" :-)

Las hembras, a partir del mes y medio empiezan a tener claramente una vagina aparente. Hasta esa edad puede pasar algo desapercibida, como cerrada.
La uretra seguirá siendo bien visible.