Como manipular a los bebés, los juegos y las salidas
 
Se puede tocar a los bebés desde que nacen! a menos que la madre sea particularmente agresiva... no va a matarlos porque alguién los toca! eso es una leyenda urbana! Hay, simplemente, que hacerla salir del nido para poder tocarlos, porque puede morder (y muy fuerte!). Obviamente, antes de tocar a los bebés hay que lavarse las manos! Evitar que estén frías, mojadas, con olor a comida, etc.
Hay que respetar a cada rata: algunas no tienen ningún problema en dejarlos tocar, incluso los traen ellas mismas para que los revisemos! Otras están un poco nerviosas y después intentan "enterrarlos" más todavía. Hay que vigilarlos y revisarlos para ver si están bien, pero respetando el carácter de cada mamá.
 
Antes de las dos semanas: si no molesta mucho a la mami, coger a los bebés y guardarlos contra uno mismo, calentitos! Pero no hay que quitárselos mucho tiempo a la rata, porque tiene que ocuparse de ellos! Tiene que darles de comer a menudo y limpiarlos!
Cuidado cuando los bebés empiezan a corretear, que desaparecen muy rápido del campo de visión del ser humano! y si están en un sitio alto, pueden caerse!
 
A las dos semanas: empiezan progresivamente a abrir los ojos. Es ahí en donde los seres humanos entran realmente en juego! Los bebés abren los ojos, empiezan a corretear por todas partes, saltar, jugar con nosotros. Es el momento de cambiarlos de jaula, para ponerlos con la mamá, en una más grande, o completar el "mobiliario" para ofrecerles obstáculos, juegos, etc. sacarlos de la jaula (con muy buena vigilancia)! Para estimularlos, que puedan jugar y desarrollar su inteligencia! Una rata que tiene juguetes y cosas alrededor desarrolla mucho más sus neuronas!
 
Algunas ideas
 
La jaula de juegos
Una jaula llena de obstáculos, juguetes, tubos, escaleras, pisos, hamacas, cuerdas, papel blanco/reciclado para destrozar, cajas de cartón (cuidado con la tinta que lleven), etc.
 
Pirámides de canutillos de rollos de papel higiénico
Pues como así bien lo dice el título, son pirámides con los canutillos de los rollos de papel higiénico (o rollos de papel de cocina), que les encanta! los pueden roer sin ningún problema, ya que son reciclados, y pueden pasar dentro (cosa que mejor aprovechar ahora, antes de que se hagan muy "gordos"), esconderse, etc.
 
Las ruedas
Las ruedas típicas para hamster, pero teniendo mucho cuidado con las que se cogen, algunas no son aptas, ya que se podrían pillar las patitas entre los barrotes! Las mejores son las que son de plástico y tienen un soporte.
 
Las bolas
Hay bolas que tienen soporte. Pero estas, mejor acondicionarlas un poco. A las ratas no les gusta estar encerradas... y estas ruedas normalmente son para cerrar... se puede hace un agujero lateral, que los bebés puedan entrar y salir cuando lo deseen.
 
Los módulos
Existen unos módulos que se pueden acoplar a las jaulas de hamster. Mientras los bebés son pequeños, aún pueden pasar dentro, pero en cuanto van creciendo un poco... ya no les causa mucha gracia... Son de plástico, con tubo, cubos, bolas, etc. Están muy bien y son divertidos, pero duran un corto tiempo, ya que los bebés crecen muy rápido.
 
Nosotros, humanos!
Nosotros somos una GRAN diversión para las ratitas! tenemos orejas, nariz, dedos, uñas, bolsillos, capuchas, pulseras, anillos, y somos grandes! para explorarnos, esconderse, dormirse en un bolsillo al calorcillo!
 
La piscina de niños
Dentro de una piscina hinchable (sin agua! es obvio!) para niños pequeños, se pueden meter ruedas, cubos, tubos, obstáculos, módulos, etc. y así crear un "parque ratuno". Se pueden soltar a los bebés ahí dentro sin tener miedo a que se escapen (siempre bajo vigilancia, claro) y dejarlos jugar un buen momento.
 
Los tuppers gigantes
Existen unos tuppers de ordenación que tienen unas dimensiones considerables (de esos que se meten debajo de las camas). Se pueden acondicionar, acoplando varios, haciendo un agujero para pasar un tubo, entre dos de ellos (como un túnel, de un tupper a otro). Y meter cositas, igual que en la piscina para niños.