Ratas Manx (sin rabo)
 
Son ratas que no tienen rabo de nacimiento, o un rabo muy pequeño. Las primeras fueron registradas en los años 20, en donde 4 ratas nacieron, individualmente, en un laboratorio americano. Estas han sido cruzadas para ver si salían otras igual, pero el gen dió problemas. Las hembras tailless (sin rabo) no podían parir y ser cruzadas a un macho igual. Una hembra con un rabo pequeño no garantizaba tener descendencia manx. La descendencia manx eran muy esporádica, así que los científicos perdieron interés en ellas y el gen no volvió a aparecer, hasta que se vió en ratas domésticas años después. No hay ninguna certeza que sean descendientas de estas ratas de laboratorio, pero tampoco se puede descartar. Hoy en día, sigue siendo un gen batante incomprendido y raro. Es casi seguro que el manx no es sólo un gen, sino una serie de genes juntos. Aunque todavía existan entre los diferentes criadores de ratas domésticas, el gen es, por suerte, poco frecuente. Es más frecuente de encontrar un manx accidental, es decir una rata nacida con rabo, que por una razón u otra ha sufrido un accidente, o cuya madre no tuvo cuidado, aunque estos bebés no suelen sobrevivir. Por desgracia, algunos criadores tienen esta práctica para poder vender más.
   
 
 Página siguiente