Nuestra ética
 

Quisieramos dejar claro , ante todo, que no hacemos tonterías con los animales ni nos tomamos la cría de ratas como un negocio ni como una forma fácil de ganar dinero, ya que más bien es todo lo contrario.

A la hora de criar tenemos unos conceptos bien claros:

- Primero y muy importante: Ninguno de nuestros bebés irá para una tienda, ni para alimento vivo! Son mascotas!

- Antes de críar con una rata le hacemos, tanto al macho, como a la hembra, una revisión veterinaria completa para verificar que están completamente sanos y que la madre podrá soportar y asumir el embarazo.

- No criamos con una rata que tenga un carácter indeseado (por ejemplo, agresivo con humanos), aunque esta tenga un físico excepcional. Las ratas ariscas y/o miedosas, también entran en este punto.

- No criamos con ratas que tengan enfermedades crónicas o que hayan tenido problemas graves de salud (un catarro que se ha curado y no tuvo reincidencia no sería un problema grave).

- Tampoco criamos con ratas que hayan tenido antepasados con tumores, u otro problema de enfermedad grave (por ejemplo, el megacolon), ya que nuestro objetivo es mejorar la salud de estas.

- Si criamos con una rata de antepasados poco conocidos, su "cónyuge" será de buena y conocida línea de sangre (por ejemplo, nunca se nos ocurriría cruzar una rata que viene de tienda, con otra, aunque no sea de la misma tienda).

- Respetamos una edad reproductiva y un peso mínimo:

  * Para las hembras, esperamos a que cumplan sus 5 meses, como mínimo, para que puedan estar desarrolladas físicamente. Y como edad máxima tendrán 16 meses. El peso mínimo deberá ser de 250 gramos (este peso podrá ser aumentado dentro de unos meses ya que parte de nuestro objetivo es tener ratas grandes y achuchables, no ratones).

* Para los machos, la edad mínima tendrá que ser de 7 meses, para haber pasado la adolescencia, y podrán ser papás hasta el fin de su vida. Cuanto más mayor sea el macho mejor, ya que esto también influye sobre la longevidad de sus descendientes y podremos verificar mejor su salud a largo plazo. No es conveniente críar con machos antes de haber pasado la adolescencia, ya que en esta época pueden cambiar su carácter. El peso mínimo deberá ser de 400 gramos (este peso podrá ser aumentado dentro de unos meses ya que parte de nuestro objetivo es tener ratas grandes y achuchables, no ratones).


- No tendremos más de 2 camadas con una misma hembra. El espacio entre embarazo y embarazo será de 4 meses. Tener muchas camadas y/o seguidas, sin dejar descansar a la madre, la agota y acorta considerablemente su vida.

- Si una rata ya no es apta para críar más se quedará en casa, nunca nos desharíamos de ella por que ya no puede tener más camadas o porque "ya no sería útil". Este hecho es conocido como "rehoming". De hecho consideramos este acto totalmente inhumano y sin sentimientos, mejor dicho odiamos a la gente que lo hace.

- No tendremos más de 4 camadas con un mismo macho (tanto con nuestras hembras, como prestado a otros criadores para la monta). Los machos con los que no vayamos a criar más, o no sean aptos, se quedarán en casa.

- No cogemos reservas de ratitas antes de que tengan algo de color y pelito. Y, sobre todo, no antes de que nazcan. Opinamos que un animal, que es un ser vivo y a quien se le tiene cariño, tiene que ser elegido con un cierto "feeling". Aceptamos sin embargo que las personas nos pidan que les avisemos cuando X camada este disponible.

- Nos reservamos el derecho de elegir uno o dos bebés (o muy excepcionalmente alguno más) sobre las camadas que tengamos, para poder continuar la línea de sangre. Estos bebés aparecerán como "reservados" desde un principio y por mucho que insista una persona, no se le concederá la adopción, puesto que serán bebés elegidos concienzudamente para poder seguir la línea lo mejor posible, cumpliendo con las expectativas de la camada planeada.

- Nuestras ratitas están criadas como mascotas, acostumbradas a los seres humanos desde su primer día de vida. Están socializadas y sociabilizadas tanto con sus congéneres, como con humanos y otros animales.

- No entregaremos a nuestros bebés antes de los 2 meses en caso de un envío, o del mes y medio si se vienen a recoger en mano. No es capricho nuestro, sino tener la seguridad de que la ratita pueda soportar correctamente el viaje. Además, antes del mes, ellas siguen aprendiendo y mamando.

- Nuestros bebés irán acompañados de papeles informativos sobre ellos y sus antepasados así como de un certificado veterinario oficial. También irán desparasitados interna y externamente.

- Si alguno de los bebés de la camada no tiene hogar, se quedará en casa. El hecho de deshacerse de los bebés se conoce como "curling". Igualmente pensamos que las personas que se deshacen de sus bebés porque "son muy corrientes" o "no se dan vendido", son patéticas, por lo que no entra en nuestra mentalidad que se pueda hacer tal cosa... primero darles la vida y después quitarsela porque "no sirve" :-( Si en una camada todos o algunos de los bebés son "comunes" se tratarán con el mismo cariño que una rata "rara", nada de discriminación.

- Las ratitas de nuestras camadas que aún estén disponibles una vez adultos, serán entregados como adopción. Aunque, pasado una cierta edad, estimamos que ya son parte de la familia y se quedarán en casa.

- Nosotros, como criadores, y todas nuestras ratas están inscritas en el LORD ("Livre des Origines du Rat Domestique" = "Libro de Orígenes de la Rata Doméstica"), para que cada persona pueda identificar, si necesidad hay, a los padres o antepasados de nuestras camadas. También es muy útil para los demás criadores que quieran seguir una línea con nuestros bebés.

- Estamos
también inscritos en el Ratster (EEUU), lista internacional de los diferentes criadores de ratitas, para que igualmente, personas que quieran saber sobre nosotros, nos puedan identificar y encontrar fácilmente.

- Nuestras instalaciones cumplen las normas europeas sobre la tenencia de animales, así como nuestra ética de cría.

Aquí los animales son tratados con cariño, con respeto, como miembros de la familia que son. Son criados bajo nuestra atenta mirada paternal, y no en vulgares compartimentos como se puede ver en otras partes. No nos interesa en absoluto lucrarnos ni hacernos dinero, ya que os podemos asegurar que perdemos mucho más de lo que ganamos. Lo que nos interesa es criar ratitas felices, que alegren la vida a sus dueños.

Si alguna persona está en desacuerdo con estos puntos, solo diremos "sigue tu camino, esta web no es para ti".

     
    Nitro y Chantarelle