Ratas dominantes o territoriales
   
Ratas muy dominantes no es la misma cosa que territoriales. Una rata dominante es una rata, por así decirlo, que quiere que todas la obedezcan y nadie rechiste, por ejemplo, como un rey y sus súbditos. La rata territorial, dependiendo del grado, puede llegar incluso a prohibir a las demás el hecho de comer y beber; también hay casos en los que no dejan a ninguna rata entrar en la jaula intentando matar a esta misma (siendo este un extremo, pero que existe).
 
En el caso de una rata dominante, mejor que intervenga el ser humano. Hay que analizar muy bien la situación y, sobre todo, no equivocarse; ya que un error puede ser fatal, ya sea para una o para otra rata. No todas las ratas que intentan dominar a las demás son, forzosamente, "ratas muy dominantes", es decir, en el caso de una rata "tocapelotas" es normal que las demás la pongan en su sitio, esto no significa que todo el grupo sea dominante. Hay que reñirle al "tocapelotas" y no al que estaba por encima intentando dominarle.
En caso de ver una rata que quiere dominar a todas las que se le acercan sin tener razón aparente, robarle la comida a los que llegan con un cacho, empujarles del bebedero y ponerse a beber, etc, todo esto sin respetar a los demás; esto por ejemplo, podría ser un ejemplo de rata muy dominante y hablando de lo mencionado anteriormente, no solo es un empujoncito, sino realmente echarse encima dientes primero. Habría que reñirle a esa, con mucha paciencia, constancia y sin pasarse en la bronca, ya que si no no tendría ningun sentido. Por ejemplo, en caso de ver a este "especimen" hacer de las suyas, se le puede soplar o salpicarle con una pistola de agua, lo importante es mantener un efecto de sorpresa. Muy importante sobre todo, nada de violencia porque sino esto empeoraría mucho la cosa, aparte de ser maltrato animal.
 
En el caso de una rata territorial, si estamos en el nivel máximo como hemos mencionado antes, de llegar incluso a querer matar al posible compañero de jaula, recomendamos mejor dejar a esa rata vivir sola, ya que es un caso muy extremo y por mucha lástima que nos dé, es mejor que siga viviendo su vida felizmente y no arriesgar la vida de los demás.
Si es una rata territorial de un nivel más suave, que solo quiere "mandar" o que no deja acceder a la comida o al agua, sin ser agresiva; aún tiene remedio. Para dar el ejemplo más fácil, primero hay que presentarlas en un lugar neutro y tambien que se vayan conociendo poco a poco sin juntarlos en la jaula donde van a vivir, poniendo las jaulas pegadas la una a la otra y que se vayan oliendo poco a poco. Al cabo de algún tiempo haciendo esto, se pueden ir juntando en un lugar que no tenga ni el olor de una ni de otra, unas cuantas horas al día y siempre con vigilancia; separándolas cuando no podamos vigilar, para que así cada una pueda comer a beber sin que este la otra detrás.
 
Lo que NUNCA debemos hacer es meter a las dos en una jaula y "ala, que se arreglen", porque dependiendo de como sea la rata territorial, puede haber una pelea muy grave, llevar a la muerte de una de las dos y/o desestabilizar y traumatizar completamente la mente de la rata sociable, o empeorar el grado de la rata territorial. Este proceso puede durar unos días en el mejor de los casos o muchos meses en un caso muy tozudo. Hay que tener muchísima paciencia y, sobre todo, coherencia en lo que se hace. En estos casos asi "especiales" es mejor pedir ayuda a alguien que conozca bien las ratas ^^
 
 
página siguiente