Socialización y sociabilización de los bebés
   
Lo primero es aprender a diferenciar términos, pues no es lo mismo la socialización que la sociabilización, aunque son ambas importantes. La socialización se refiere al trato entre la rata y nosotros, ambos debemos aprender como comportarnos unos hacia los otros. La sociabilización se refiere al trato de la rata con sus congéneres y con otros animales. Las ratas son animales muy sociables y necesitan la compañia de otras ratas y, por supuesto, de nosotros sus dueños. Si tenemos otros animales también es importante que se conozcan y aprendan a convivir unos con los otros, SIEMPRE bajo nuestra vigilancia y siempre teniendo cuidado con especies "depredadoras", en caso de las ratas hay que tener cuidado con gatos y hurones por ejemplo.
 
Para una rata bebé:
Nosotros estamos con los bebés desde que llegan a este mundo! El día que nacen procuramos dejar a la mami tranquila y, cuando esta quiere despejarse un poco y salir a dar un paseito, aprovechamos para revisar que estén todos bien ^^. Obviamente, para poder hacer esto, nuestras mamis y nuestros papis, además de buena salud, tienen que tener un carácter inmejorable, pues si le metes la mano en el nido de una rata poco sociable o que aún no te conozca bien (por ejemplo una rata "kinder" de tienda) puedes llegar a tener dedos como coladores.

Controlamos a los peques todos los días y así se van acostumbrando a nuestro olor. Una vez que abren los ojos y empiezan a jugar, somos como un enorme castillo hinchable!! con ropa, mangas, pulseras, pelo... todo un divertimento!! Los tenemos ya más tiempo con nosotros y jugamos con ellos en el "parque infantil", para que desarrollen su inteligencia y los vamos acostumbrando a las caricias, los mimos y a dar besitos.

Cuando los machitos van teniendo sus huevecillos, los separamos de la mamá y los metemos con uno o dos "papis adoptivos", los tipicos "rata patata" super sociables, cariñosos, confiados y a los que les puedes hacer de todo! De ellos aprenderán a "ser ratas" y copiarán parte del comportamiento y del carácter de ellos, combinándolo con el suyo propio. Las hembras la separamos un poco más tarde y las juntamos con una o dos mamis adoptivas, de condiciones iguales a las mencionadas antes. También, a medida que van creciendo, les vamos presentando otras ratas, más o menos dominantes, para que los bebés vayan conociendo varios tipos de carácteres de ratas; y así se puedan integrar mejor en sus nuevos hogares.

Nosotros no entregamos a los bebés hasta el mes y medio si se vienen a buscar o los dos meses en caso de un envío, pues como ya hemos dicho en varias ocasiones no nos parece lógico entregarlos antes y mucho menos enviarlos por MRW sin sus dos meses, pues aparte de no tener la certeza de que soportarán bien el viaje, las ratitas podrían tener problemas de comportamiento por no haber seguido una buena educación ratuna.

 
 
página siguiente