Así, según los ejemplares del gen que tenemos, somos:
- Homocigoto: si tenemos dos ejemplares idénticos. En el ejemplo de las pelotas son los individuos B/B, R/R y b/b.
- Heterocigoto: si tenemos dos ejemplares diferentes para un mismo gen (aquí es útil conocer el tema de alelo, porque sería más justo decir que un individuo tiene dos alelos diferentes para un mismo gen). En el ejemplo de las pelotas son los individuos R/B, R/b, B/b.

Seguimos con nuestro ejemplo, se puede constatar que una pelota de color azul o roja puede ser heterocigota u homocigota, sin embargo una blanca solo puede ser homocigota.
A retener: el aspecto de un individuo que es por genes dominantes puede tener genotipos diferentes, si transporta genes recesivos, que no se expresan (puede ser homocigoto para ese gen o heterocigoto. Se dice que es "portador" del gen recesivo). El genotipo de un individuo que se expresa por genes recesivos, no tiene, por definición, genes dominantes (es obligatoriamente homocigoto para ese gen).
 
  
Primera conclusión hacia los animales 
A partir de aquí ya teneis nociones para comprender la genética de los aspectos de los diferentes animales de los cuales hablamos.

Recapitulemos los conocimientos:
- Cada animal tiene un patrimonio genético compuesto por diferentes pares de cromosomas. En esos cromosomas están situados los diferentes genes de aspecto que nos interesan.
- Transporta cada información en doble, pero no siempre la misma versión. Si su aspecto viene de un gen dominante puede además portar genes recesivos, que no se ven. También para expresar un gen recesivo le hará falta obligatoriamente ser homocigoto de dicho gen. También pueden existir informaciones que se expresan al mismo tiempo.
- Cuando se fabricarán las celulas sexuales solo habrá un cromosoma de cada par en cada celula sexual, así puede transmitir al azar una versión de un gen o el otro a su descendencia.
   
Aparición de una nueva versión de un gen: las mutaciones  

Hay que saber que el proceso de duplicación de forma del ADN, cuando los cromosomas se dividen en dos (la famosa forma "X"), no es siempre muy exacto. Pueden surgir errores en el código formado por las moléculas si una de ellas es remplazada por otra. Estos errores son llamados "mutaciones". Generalmente no tienen consecuencias porque una gran parte del ADN codifica mucho, y cuando esto ocurre, a genes que "sirven para algo" pues gracias la doble información, el otro gen, compensa el defecto. Es una seguridad. Pero de vez en cuando estos pequeños errores tienen consecuencias y nuevos carácteres aparecen.
Si volvemos al ejemplo del color de los ojos: al principio todos teníamos ojos marrones, y gracias a divisiones celulares y errores, ¡terminó apareciendo el gen de los ojos azules en el ADN!
Así, durante una pequeña meiosis sin historia, el gen de los ojos marrones (1-1-4-3-3-2) ha cambiado un tres en un dos. Y así se volvió "1-1-4-3-2-2", ¡el gen de los ojos azules! un pequeñito error que al principio no se veía, porque es recesivo. Pero como se produjo varias veces, un día dos individuos que lo tenián, tanto el uno como el otro, en su ADN, lo transmitieron a sus hijos. ¡¡Imaginaos el trauma que les hizo en aquel momento!! También hubo los ojos verdes, los ojos miel, etc. y ahora pues los Hombres tienen los ojos de diferentes colores.

Págna siguiente