Los cromosomas visibles, únicamente cuando se dividen las células, son una forma mas práctica que la "pelota de lana" para hablar de ADN, lo representamos siempre así:
- Con la forma de un simple palito (así los hilos largos están juntos) que representan nuestro ADN en tiempo normal y esto es la forma para retener.
- Con la forma de una X, forma que toman los cromosomas justo antes de la división célular (así cuando se dividen las dos "ramas" del X se separan en dos "palitos" idénticos, para que cada célula herede de uno de los dos "palitos"). Esta forma es solo útil para comprender como se pasan las divisiones célulares, y así para ver como se hace la repartición del ADN entre las dos células.

  
La transmisión 
Los dos padres son individuos con 2N cromosomas que codifican la información de cada uno. ¿Cómo hacen para transmitirla a un nuevo individuo? ¡Es la magia de la vida! ¡que hace que 1+1=1 y no 2! Para comprender la cosa vamos a hablar más detalladamente de lo que le pasa al ADN cuando se divide para las células. 
  
Divisiones celulares y células sexuales: las claves del nuevo individuo  
Todas las células de nuestro organismo tienen un ADN idéntico de forma 2N cromosomas... ¿todas? ¡No! hay una excepción: las células sexuales: ¡óvulos y espermatozoides! Su producción no ocurre de la misma forma que para las otras células, no tienen 2N cromosomas, ¡tienen sólo N cromosomas! No tienen un par completo, pero si cromosomas de cada par. 
Es importante que a este nivel se comprenda el proceso de la división celular. Existen dos tipos:
- Una que da dos alelos idénticos a ADN idénticos: la mitosis
- El otro que da dos células que no tienen el mismo ADN: la Meiosis
En los dos casos el ADN empieza a compactarse en cromosomas, y a multiplicarse por dos (la forma de X). Es al momento de repartirse entre las dos células que ocurre "la magia".
 
Págna siguiente