Bases de la genética
 
Primeramente hay que saber que un individuo está compuesto por células. Dentro de esas células hay un núcleo, que contiene el ADN: programa de fabricación y funcionamiento del organismo. Todo lo que compone el ser fisiológico está ahí dentro codificado: el sexo, los huesos, los pelos, los pigmentos, los tipos de enzimas, las enfermedades genéticas, etc.
En esta página vamos a ver, de una manera simple, como la información del ADN se transmite de un individuo a otro y como puede cambiar.
  
El ADN es como una cadena muy muy larga de informaciones sobre el individuo, que está entremezclada... un poco del estilo "he intentado desenredar una pelota de lana".
Existen procesos cuando se crean nuestras células, cuando se dividen, que organizan esa "pelota de lana". Así se crean cromosomas.
 
  
Los cromosomas están siempre en doble, que forman pares de cromosomas homólogos. La cantidad de los pares de cromosomas varían según las especies animales, y si salimos de las especies de animales, algunos no tienen solamente pares!
Cada individuo, en los animales, tiene un código de fabricación que es 2 x (una cantidad de "n" pares de cromosomas). Se anota: 2N. Así si una especie tiene 3 pares pues se anotará: 3N, eso es que tiene 6 cromosomas en total que codifican su información genética.

Uno de los pares homólogos no está siempre compuesto por dos cromosomas idénticos, se trata del par de cromosomas sexuales, que se designan XX para una hembra y XY para un macho. Es esta única diferencia la que hace que seamos hembras o machos!
 
  
  Págna siguiente